diario de un genio

A veces envio un newsletter que incluye no solo los posts que publico aquí sino algunas fotos y cosas que no publico en el blog. Si quieres recibirlo puedes suscribirte dejándome tu email aquí.

Mi email es: Isra@greenshines.com, si crees que tienes algo que decirme puedes usarlo.


Siempre me resulta curioso cuando una persona al ver algo que he pintado exclama: “¡parece una fotografía!”, para a su manera expresar su admiración por mi trabajo.

La pintura es infinitamente superior a la fotografía por muchas razones, pero lo es sobre todo por una por encima de las demás: Mientras que la imagen fotográfica esta creada a través de un ojo mecánico fabricado en China y solo precisa de un señor bajito que apriete un botón, mi pintura esta creada a través de un ojo líquido fabricado por D*OS y un genio que la ejecuta.

Publicado por Israel Greenshines el 07.07.14 permalink

Esto no es todo lo que uso para pintar

Cada cierto tiempo alguien me pregunta, o directamente se aventura a adivinar, qué es lo que uso par pintar, así que esta mañana he hecho algunas fotos de los materiales que uso para pintar y de esa forma librarme de la pregunta para siempre.

Las herramientas que una persona utiliza para realizar un trabajo creativo son secundarias. La gente suele preguntar a los fotógrafos: "¿Qué cámara usas?" Una pregunta común en los comentarios de Youtube es: "¿Qué editor de vídeo usas?" A mí mismo me lo han preguntado varias veces con Greenshines: "¿Qué sistema de blog utilizas?" como si la herramienta fuese un elemento clave de la ecuación, un factor determinante en el resultado, y que es gracias a ella que tu trabajo es lo que es.

Hay sólo dos herramientas imprescindibles a la hora de realizar cualquier trabajo, creativo o no: inteligencia y ambición.

Publicado por Israel Greenshines el 06.07.2014 permalink

Voy a España con una mochila del ejercito

He ido a una tienda del ejercito y me he comprado esta mochila, después he comprado un pasaje de avión abierto. Voy a España la semana que viene y quiero estar preparado.

Publicado por Israel Greenshines el 03.07.2014 permalink

Mi pequeño pony

Me he cruzado con esta persona por la calle y aun no entiendo muy bien que hace con una cola de My Little Pony

Publicado por Israel Greenshines el 02.07.2014 permalink

Far from home

Estas son unas cuantas fotos de las muchas que tengo impresas y repartidas por la mesa ahora mismo y que me van a servir para el cuadro que estoy preparando.

Publicado por Israel Greenshines el 20.06.2014 permalink

Yo y el príncipe de Japón

Antes de llegar yo, ya otros personajes ilustres habían comprado pescado en este lugar de Granville Island.

Granville Island, como ya comenté en otro post, es con toda seguridad el centro de la civilización occidental. Justo en el centro de ese centro que es Granville, se encuentra una pescadería atendida por unos japoneses en la cual venden probablemente el mejor pescado que se vende en todo Norte America. Allí compramos el pescado yo y el príncipe de Japón.

Publicado por Israel Greenshines el 08.06.2014 permalink

Un problema de difícil solución

Sobre la mesa de mi cocina, una mesa muy larga de unos 3 metros y medio con la parte superior de aluminio y que me sirve como mesa de trabajo, hay 5 lamparas. Las cinco lamparas estan enchufadas literalmente, con un enchufe, del techo que debe tener unos 4 metros de alto, posiblemente un poco más.

Las lamparas estaban ya aquí cuando llegué, no las compré yo y a pesar de que no es lo que yo hubiese puesto, no me desagradan y me son muy útiles, paso horas bajo ellas dibujando así que les he tomado cariño. La persona que vivía antes aquí me contó que compraron las lamparas a un diseñador coreano (creo) y que son bastante caras.

Ayer, justo cuando me disponía a empezar a dibujar el suelo de baldosas hexagonales del cuadro que estoy pintando, una de las lamparas se desenchufó sola, el enchufe cayó hasta la mesa y me quede sin luz justo encima del cuadro.

Más que como un contratiempo me tomo estas cosas como un regalo. Odio los puzzles, las sopas de letras, los crucigramas o los vídeojuegos basados en resolver complicados rompecabezas, no concibo perder tiempo y esfuerzo resolviendo un problema que no te repercute mayor beneficio que el de "matar el tiempo". El tiempo es lo único cierto que tenemos todos, un regalo de origen divino que se nos hace al nacer y el hecho de "matarlo" me resulta de lo más mediocre que se puede hacer con él, matar el tiempo es de estúpidos y es un insulto a quien sea que te lo haya dado el día que tuviste la suerte de poner un pie en La Tierra. Mataría antes a mis padres que a mi tiempo.

Dicho esto, que el enchufe cayera sobre mi cabeza, y desconectara una bombilla que está enchufada a 5 metros sobre mí, me permitía resolver un puzzle sin la necesidad de matar mi tiempo, si no todo lo contrario, resolver un problema.

El desafío era volver a enchufar la lampara sin tener una escalera con la que llegar ahí arriba, hasta el lunes no vienen los de la limpieza que sí que tienen una, y sin arriesgar mi vida poniendo una silla sobre otra silla y sobre una mesa a 5 metros de altura sólo para enchufar una lámpara.

Se me ocurrió intentar lanzar el enchufe al techo apelando a la gran suerte que siempre he tenido y que se enchufase casi por arte de magia, en otras ocasiones me han sucedido cosas parecidas en la vida y las he arreglado de esa forma, usando mi suerte. Tras dos intentos fallidos, entendí que debo usar mi suerte sólo para cosas importantes como siempre he hecho y se me ocurrió atar dos palos de escoba uno sobre el otro con cinta adhesiva, pegar el enchufe en un extremo de estos con cinta adhesiva también, llegar hasta arriba con el palo largo que había construido y enchufarlo. Parecía funcionar. El único problema es que necesitaba que alguien esperara al cable arriba para despegar la cinta adhesiva del enchufe y poder despegarlo del palo, era eso o dejar el palo colgando del techo junto con el enchufe. Por un segundo casi me doy por vencido, hacía rato que estaba empezando a sentir los síntomas de esa enfermedad rara que padezco, y estaba por tirar todo e irme a la calle a comer exquisitos niguiris. Justo en ese instante, cuando pensé en sushi, se me ocurrió lo que fue en parte la solución a mi problema.

Necesitaba dos chopsticks gigantescos, dos palillos chinos de un tamaño descomunal que me permitiesen coger el enchufe como si fuese un fideo larguísimo y llevarlo hasta su destino: el techo. En este punto Yael empezó a decir que vivir conmigo era como vivir con un payaso del circo Ringling.

Uno de esos que empieza por poca cosa, un enchufe que se cae, y termina liándola y creando una catástrofe en la casa de proporciones, en ese momento, difíciles de predecir. Yo como siempre hago, y como hacen las personas que tienen una misión que cumplir, hice lo que debía y sequí con mis obsesiones: El Techo, el enchufe, el sushi.

Además acababa de caer en la cuenta de que tenía en mis manos justo lo que pedía, dos chopsticks gigantes: los dos palos de la escoba de antes, y solo necesitaba un par de detalles más para hacer de eso el instrumento perfecto para enchufar cables en enchufes que están a 5 metros de altura.

En cuanto construí mis palillos chinos gigantes tuve la certeza de que era cuestión de minutos que resolviese aquel puzzle. Tenía fente a mí a LA SOLUCIÓN.

Tranquilo y con la seguridad del que se sabe vencedor, decidí no poner el enchufe aún en su lugar y salí a la terraza a ver como se ponía el Sol sobre Vancouver. Los momentos previos a la victoria segura, ese instante en el que aún no has ganado pero te das cuenta de que con tu siguiente golpe vas a tirar por el suelo el problema que tienes delante, es mejor que la misma victoria y es un momento que siempre intento alargar todo lo que me es posible.

Volví a mi mesa y subí ese cable a las alturas, levantando los dos enormes chopsticks con una sola mano, mi cetro, mis súbditos se arrodillaron ante la majestuosidad de mi inteligencia, y posé delicadamente el extremo del cable sobre el enchufe del techo.

Y seguí dibujando, seguro entonces, de estar trabajando en algo de lo que se hablará años y años después de que me vaya con la certeza de no haber matado ni un sólo segundo de mi tiempo.

Publicado por Israel Greenshines el 01.06.2014 permalink

No ser yo debe ser terrible

Mientras la gente pasa el Sábado noche drogándose o borrachos; yo, que podría ir a cualquier parte del planeta a hacer los que quisiera, paso la noche escuchando en la radio las noticias que me cuentan los últimos días de la Europa libre y los primeros de lo que será algo muy oscuro, mientras pinto dos manos y babeo de la felicidad que siempre me ha producido pintar y escuchar en la radio el ruido de los tambores que producen las guerras futuras. Creo que nadie disfruta tanto como yo el presente y la realidad, y no me imagino lo terrible que debe ser despertarse cada mañana y no ser yo: Israel.

Publicado por Israel Greenshines el 08.06.2014 permalink

A esto he dedicado la mañana

Uso una camiseta diferente para cada cuadro y por lo general solo pinto un cuadro importante a la vez. Puedo dibujar o hacer otras cosas pero el cuadro que estoy pintando en ese momento siempre ocupa el 100% de mi atención. Cuando termino ese cuadro enmarco la camiseta.

Hoy he dedicado toda la mañana a dibujar el suelo infinito de hexágonos. Una colmena.

Lo mas importante y lo mas complicado del cuadro, aun no he empezado ni siquiera a dibujarlo, y es la razón por la que estoy casi seguro que no lo terminaré hasta Noviembre al menos. Ahora voy a ir a comer, si quieres puedes seguirme en twitter, voy a poner por allí como de costumbre las fotos de mis sobras.

Publicado por Israel Greenshines el 04.07.2014 permalink

Tu vida depende de que yo consiga hacer algo muy dificil

A veces imagino que la vida de otra persona depende de que yo consiga hacer algo extraordinariamente dificil, casi imposible, pero para lo que estoy capacitado. Por ejemplo: "Debe pintar este objeto de manera fotográfica."

Colores, brillos, forma y textura... Si falla en algún solo tono, si uno de los brillos parece artificial, si la forma no es exáctamente la misma, si uno de los micro corpúsculos que brillan con la luz no esta pintado de manera exacta X va a morir de una manera terrible."

Disfruto cada segundo mientras imagino como miento a X contándole que a pesar de que voy a intentarlo, no creo que sea capaz de hacer lo que me están pidiendo y que va a morir con toda seguridad. Alargo la conversación explicándole lo dificil que es lo que me piden, incluyo detalles técnicos muy especificos que X no comprende, y que yo me invento en ese momento, que dan una razón aparentemente lógica a lo inminente de su muerte.

En mi fantasia no llego nunca al momento en que lo intento, ni siquiera se si lo llego a intentar y mucho menos si lo consigo. No me importa esa parte.

Publicado por Israel Greenshines el 18.06.2014 permalink

Pase lo que pase yo gano

Desde de que tuve la fabulosa idea de usar esa caja de madera como mesa de la televisión, vivo con la obsesión de que esas dos patas no soporten el peso de la tele y se rompan mientras duermo; dándome un día cualquiera, a las 3 de la tarde, un susto de muerte.

Todas las mañanas cuando me levanto y veo que no se ha roto la mesa, siento un alivio tremendo, pero al mismo tiempo me siento enormemente decepcionado de que la mesa no se haya roto creando un desastre extraordinario. Soy un sibarita de las sensaciones, un experto en disfrutar de los pequeños detalles de la realidad. Este es precisamente uno de mis juegos favoritos, he jugado a él desde siempre: "pase lo que pase gano". Si se cae la tele gano, si no se cae la tele gano también. Lleno mi vida de ese tipo de cosas y las disfruto sorbiendo la realidad con fuerza; como esa gente que come caracoles en las puertas de los bares de Sevilla.

Publicado por Israel Greenshines el 22.06.2014 permalink

Una historia del futuro

Ayer compré estos 2 libros que parecen publicados en un universo paralelo. Cualquier cosa relacionada con los viajes espaciales publicado antes de los años 70, parece algo publicado en otro mundo, porque realmente era otro mundo. No me voy a repetir, ya hablé de eso aquí.

También he conseguido este libro publicado en 1980, que si bien como libro no es nada del otro mundo, contiene tres cosas, que lo convierten para mi en un gran objeto.

La primera cosa son las fotos, me gusta la mala calidad de impresion y los colores que tienen los libros publicados antes de los 90. La segunda cosa que hace que este libro sea especial como objeto es que es un libro de una de mis películas favoritas. La historia de Blade Runner carece para mi de interés alguno, pero el mundo o el universo en el que se vive en Blade Runner me parece maravilloso. Y por último, la verdadera razón que ha hecho que tuviese que llevarme ese libro ha sido el subtitulo que aparece bajo el título de Blade Runner: "A story of the future". Una historia del futuro.

Publicado por Israel Greenshines el 17.05.2014 permalink

Una cosa que se me ha ocurrido

Hoy al pasar junto a un músico callejero me he dado cuenta de que la música que se toca en las calles es la música mas cara del mundo. Cuando pasas junto a un músico callejero entre que llegas y te vas puedes escuchar digamos que 10 notas musicales, por poner un ejemplo, si esas diez notas musicales te han gustado, si te cae bien el tipo, o si simplemente crees que debes darle algo de dinero al músico callejero por alegrar la calle y le das digamos que 2 euros, estás pagando la nota musical 20 céntimos. Si además tenemos en cuenta que estás pagando por sólo un fragmento muy pequeño de la canción podría decirse que la música que tocan los músicos callejeros es un producto carísimo que alguna gente está dispuesta a pagar por sólo oír, por sólo disfrutar, de un ínfimo fragmento del producto completo; por lo tanto y a mi parecer las personas que tocan música en la calle, contrariamente a la impresión que suele tener la gente, son los creadores de un producto extraordinariamente caro. Probablemente esté entre los productos más caros que se puedan comprar. La música vendida fragmentada, por notas.

Al mismo tiempo que pensaba eso, otra idea me pasó por la cabeza: una sociedad en la que la gente comprara, pagara y cobrase sus sueldos en forma de notas musicales. La nota musical como moneda de cambio y como base de la economía. La gente desempleada se vería obligada a salir a la calle a mendigar notas musicales a cambio de unas monedas metálicas que ellos mismos acuñarían en sus casas cada noche; se sentarían en la calle frente a un barril enorme de monedas y esperarían apelando a la generosidad de los que todo lo tienen. El resto de la gente, los que lo tienen todo, los privilegiados, pasearían por las calles con unos pequeños saxofones colgados del cuello, el que sintiese pena por la condición del mendigo o se sintiese solidario, se acercaría a él con su pequeño saxofonito y le tocaría 2, 3 o incluso 4 notas (PIRURIRUUU PIRURIIII), cogería unas monedas del enorme barril del mendigo y seguiría su camino feliz de haber hecho lo correcto.

¿Como lo véis?

Publicado por Israel Greenshines el 31.05.2014 permalink

Un te de menta

Estoy tomándome un té de menta mientras veo cómo se desmorona Europa.

Como siempre, de la forma más oportuna salgo corriendo de los lugares minutos antes de que todo explote. Esta mañana esre barco traía dos containers míos que contienen las pocas pertenencias que aun guardaba en la vieja Europa. ahora ya sí, al menos por mi parte, puede ya reventar todo.

Publicado por Israel Greenshines el 26.05.2014 permalink

La Sociedad Chin Wing Chun

La Sociedad Chin Wing Chun ofrece protección y ayuda a los ciudadanos chinos en Vancouver con apellidos 'Chin', 'Chan', o 'Chen' desde 1925.

Además de eso sirve de club social para los ciudadanos chinos con apellido 'Chin', 'Chan', o 'Chen' y para sus invitados ocasionales. Hoy he quedado con alguien en la segunda planta de este lugar para un tema bastante importante, pero es mejor que empiece por el principio.

Hace unas semanas conocí al dueño de una tienda del barrio chino de Vancouver.

Entré a la tienda porque desde fuera vi que vendía lagartos secos, me quedé un rato mirándolos y él me preguntó si queria llevarme alguno. Imagino que se estaba riendo de mí, evidentemente sabía que no quería llevarme ninguno. Le expliqué que de donde yo vengo venden peces voladores, muy parecidos a esos lagartos secos, en los quioscos. No es cierto, bueno quiero decir que sí es cierto, pero a pesar de que huelen casi tan mal como esos lagartos y la forma de secarlos es bastante parecida, no son ni de lejos tan bonitos como estos lagartos qué él vendía.

Disfruto enormemente ante la imagen y la idea de usar animales como objetos de decoración, especialmente si están vivos aún, y estos lagartos me parecieron extraordinarios. De no ser comestibles, podrían usarse perfectamente como decoración, imagínate usarlos como aspas de un ventilador, a poder ser estando vivos (por poner un ejemplo). Recuerdo una historia que no viene al caso, acerca de una élite adinerada que usaba insectos vivos como joyas, escarabajos engarzados en oro, con una cadenita de oro también y atados a la solapa se iban paseando por su hombro mientras ellos cenaban, o monos encerrados dentro de lujosos jarrones chinos en los que sólo se les dejaba la cabeza fuera y servian como decoración de enormes mesas llenas de comida hasta que morían de inanición.

En fín lo que estaba contando, el hombre este me preguntó a qué me dedicaba, estuvimos hablando de pintura y le pregunté por una persona, china también, de la que hace años oigo hablar y a la que muy poca gente puede ponerle cara. Me comentó que no sólo lo conocía sino que si le daba un par de días (y un par de billetes) podría conocerlo yo también.

La persona por la que le pregunté es un miembro de la sociedad Chin Wing Chun y además es muy conocido entre los pintores de todo el mundo por fabricar un medio* para óleo casi imposible de conseguir y por lo tanto bastante caro.

Si bien conseguir un poco de ese líquido maravilloso ya es el sueño de muchos pintores, poder comprarlo directamente de él es prácticamente imposible sin esperar un par de años apuntado en una lista de espera. Comprarlo directamente de él es importante porque como es de imaginar hay mucha gente vendiendo desde un poco del producto original cortado con vete a saber qué, hasta directamente barniz de lata haciéndolo pasar por el producto.

como he dicho antes, la lista de espera para comprar es de años, es una sola persona "cocinando" y cientos de pintores deseando comprar aunque sea un par de gotas del producto. Aún sabiendo desde siempre que este señor vivía en Vancouver, ni me planteé siquiera tener la oportunidad de poderle comprar nada.

Gracias a la intervención del dueño de la tienda de Chinatown, y lo que me cobró por ella, pude saltarme la lista de espera y encontrarme con esa persona para comprar 120 ml del preciado líquido. Ni una sola gota más, ese era el trato.

Que yo haya venido a pintar a Vancouver y que conociese a alguien que conocía a esa persona lo suficiente como para ponerme delante en la lista de espera, parece una casualidad de esas que no lo son.

Para que te hagas una idea apróximada acerca de quien estamos hablando, esta persona es el Walter White de los medios aquídicos, el tercero de los hermanos Van Eyck. Por el aspecto que tenía cuando quedé con él hace unas horas, parece que vaya a morir pasado mañana llevándose con él el secreto mejor guardado de la pintura al óleo del último par de siglos. Según me ha contado, su tío lo enseñó a fabricar este producto sin nombre cuando él llegó con 14 años desde la provincia de Hunan a Vancouver y ambos lo estuvieron fabricando y vendiendo desde su casa, hasta que su tío murio en los 70. Desde entonces, claro, la producción cayó justo a la mitad y su precio casi se multiplicó por dos. No ha tenido hijos y no ha enseñado a nadie, así que a no ser que la persona que enseñó a su tío enseñase a alguien más, cosa poco probable, la historia terminará aquí con él.

Este tarro (120 ml exactos) que estás viendo cuesta $6500 dólares canadienses unos 4300 euros. Mucha gente pagaría el doble por poder saltar la lista de espera. Quiero que entiendas que no estamos hablando de un producto con propiedades mágicas o relativas sino de algo que está en los cuadros de los pintores realistas más conocidos del último siglo.

A los ojos de cualquiera, puede parecer caro, no lo es. Hay cocineros, por ejemplo, pagando miles de dólares por algunos ingredientes y a pesar de que a mi o a ti puede parecernos una locura, estoy convencido tambien de que ellos tienen sus razones para pagar ese dinero. No por esto que acabo de decir debes caer en el tópico de pensar o mencionar que un cocinero y un pintor tienen cosas en común, porque no es así. Los pintores, los de verdad, los que se preocupan por la composición química de sus cuadros son los principes de las artes y un cocinero, incluso el mejor cocinero, es... eso, un cocinero.

*Medio: Un medio es un diluyenteque que sirve para fluidificar la pintura pero que no se evapora, como pasaría por ejemplo con la escencia de trementina sino que formará parte de la capa de pintura para siempre. Hay muchos tipos de medio, que no vamos a nombrar aquí porque creo posible que no te interese el tema en los más mínimo y porque puedes aprender de ello simplemente haciendo una búsqueda en Google.

Publicado por Israel Greenshines el 14.05.2014 permalink

We choose to go to the moon

Cuando Estados Unidos dejó de tener a Rusia como enemigo, cuando quedó demostrado que Rusia no estaba preparada para poner un hombre en La Luna, la carrera espacial dejó de ser una carrera, no había contra quien competir ni un rival a vencer. La fuerza que ha impulsado siempre todos los grandes logros de la humanidad, la competición, dejo de existir y Estados Unidos perdió el Interes en el espacio a falta de un rival que lo empujara a seguir ganando.

Posiblemente la carrera espacial, la NASA en si misma, jamás hubiese existido si Rusia no hubiese puesto el Sputnik en orbita utilizando un misil balístico. Aquello debío sonar en Estados Unidos como una amenaza, un "podemos llegar hasta donde queramos con un misil". La carrera espacial fue el producto resultante del miedo al enemigo y una demostración de fuerza. La guerra fría y la amenaza siniestra del comunismo puso a toda una generación en occidente a soñar. La Luna era solo el primer paso que vendría seguido por las ciudades del futuro, la comida del futuro, los coches voladores y viajar a otros mundos. La carrera espacial le dio a la gente esperanza e ilusión por el futuro.

Publicado por Israel Greenshines el 11.05.2014 permalink

Granville Island

Posiblemente el centro de la civilización occidental se encuentre en la isla de Granville, exáctamente en la sección de lápices de esta pequeña tienda que suelo visitar para comprar meterial de dibujo.

Publicado por Israel Greenshines el 04.05.2014 permalink

Fotos de lo que estoy pintando

Tanto la composición como todos los detalles de lo que estoy pintando, estan llenos de geometría. Así que paso posiblemente mas tiempo con reglas y lápices que con pintura. Hoy antes de ponerme a dibujar el suelo, hice estas fotos.

Publicado por Israel Greenshines el 31.05.2014 permalink

El Caballete

El cuadro que estoy preparando va a ser bastante grande de proporciones, aunque no se aun las medidas exactas sí se que va a ser grande, así que ayer salí a comprar un caballete que soportara el peso y el tamaño. No es facil encontrar caballetes para formatos grandes, antes lo que solía hacer era usar dos caballetes o directamente ninguno, es decir, poner el cuadro sobre dos ladrillos y contra la pared y usar un banco para pintar las partes mas altas.

Hace unas semanas al pasar por una tienda vi un caballete enorme que supe en aquel momento que me iba a servir el día que decidiese pintar de nuevo formatos grandes. Ayer salí a comprarlo, la idea era buscar un taxi grande, meter la o las cajas dentro y traerlo hasta mi casa.

Cuando me enseñaron allí la caja, entendí que ningún taxista me iba a dejar meter eso dentro de su taxi.

En la tienda me dijeron que lo podían enviar a mi casa, pero tendría que hacer el pedido a través de su web y tardaría alrededor de 7 días entre una cosa y la otra en llegarme.

No soy una persona paciente y sobre todo no me gusta sentarme a esperar a que pasen las cosas, así que salí de la tienda, compré el carrito que se ve bajo la caja en la foto y lo traje hasta mi casa.

El resultado fue no solo que tuve el caballete cuando yo quise sino que además pude por el mismo precio escribir este post.

Publicado por Israel Greenshines el 10.05.2014 permalink

Calculo que mi valor equivale al de 30 españoles más o menos

Desde hace tiempo, mantengo la teoría de que si la materia prima con la que nos construimos cada día es el alimento que tomamos, más que comer sano, que tampoco está de más, lo que hay es que comer caro.

Me explicaré. Todos los días te crecen las uñas, los pelos de la nariz, se regenera un poco tu piel etc. todo eso está compuesto utilizando como materia prima lo que comes. Al contrario entonces que el común de los mortales, adictos al las ofertas, yo procuro comer todos los días en los restaurantes más selectos y caros de la ciudad en la que me encuentre; de esta forma por ejemplo un pelo de mi ceja esta compuesto de un almuerzo de Sushi y Ostras por poner un ejemplo y una cena de "aged sirloin" (perdona si te parezco un poco snob, nada mas lejos de mi intención, desconozco la traducción al español) o kobe y gambas tigre gigantes. Visto de esta forma, mi valor como ser humano es superior al de una persona que se alimenta a diario de lo que encuentra en las neveras de los supermercados por ejemplo.

Creo, en resumidas cuentas, que como ser humano mi valor podría equivaler al de treinta españoles (español arriba español abajo) ya que un almuerzo y una cena mía equivalen a un poco más de lo que gasta una persona de clase media en un mes completo de supermercado.

Estoy abierto al debate, como siempre. A ver que os parece.

Nota: Para ilustrar este pensamiento he usado una foto de mis sobras, considero que los platos de mis sobras son de muchísima mas belleza que los platos de comida que normalmente veo publicados en Internet por la gente normal.

Publicado por Israel Greenshines el 26.05.2014 permalink

Un hombre solo debe salir de su casa por estos motivos

Un hombre solo debe salir de su casa por estos motivos.

  1. Recoger más de $99.001 (noventa y nueve mil un dolares). Por menos de ese dinero no debes presentarte tu mismo.
  2. Un duelo, hay que salir muy temprano para llegar antes que la persona que te retó a él, apostarte en un lugar alto y en cuanto llegue tu adversario mirando para los lados, buscandote para resarcir su honor, dispárale desde lejos en toda la cabeza y manchar con los sesos a su padrino.
  3. El tercer motivo por el que un hombre debe salir de su casa es la venganza. Hay que vengarse siempre, aunque haya pasado mucho tiempo, la venganza trae consigo el equilibrio. No hay prisa, pero véngate siempre. No olvides a ninguno y no olvides vengarte siempre y sobre todo por la espalda, cuando no se lo espere. Cada vez que te vengas haces lo correcto con el mundo, recuerdas a todos que los actos tienen sus consecuencias. Una traición o un acto que merezca una venganza, sin vengar es una deuda que al final pagan todos. Desprecia al que no se venga porque esta lanzando un mensaje de "todo vale" que a la larga terminarás pagando tu de una o de otra forma.
  4. Pasear. Pasear es importante. Pasea por donde quieras pero pasea mucho. Pasea entre semana muy tarde, por la noche y los fines de semana muy temprano, al amanecer. Son los mejores momentos para pasear ya que es justo a la hora a la que los mediocres duermen.

Si estas tentado en pensar en el honor al leer los puntos 2 y 3 te recordaré que el honor y el respeto solo se lo debes a dos personas: La primera de esas personas es a tu mujer (No la llames "mi pareja" ni ninguno de esos eufemismos marxistas que no buscan mas que evitar tener una responsabilidad y a la larga destruir cualquier cosa que te una a ella) la segunda persona a la que le debes respeto y honor es a ti mismo. Hasta el momento en el que tengas hijos, absolutamente nadie mas merece ni tu tiempo ni el sentido del honor que puedas tener.

No emplees tiempo con ninguna persona que no sea o tu mujer, o tu mismo. No discutas jamás con desconocidos, sigue andando o golpea si es necesario pero no discutas jamás. Termina tus asuntos rápido y nunca hables mas de lo necesario.

Publicado por Israel Greenshines el 07.05.2014 permalink

La piscina

Me he tropezado esta tarde con esta piscina que daba a la calle. Le hice unas fotos por que parecía que tras el cristal vivian en 1970. La estética, la gente con los gorros, los banderines del techo...

He pegado la cámara al cristal y he hecho una última foto. Pené que me serviría para un dibujo o algo. Al llegar a mi casa la he toqueteado un poco con Photoshop y me he convertido en Wes Anderson.

Publicado por Israel Greenshines el 29.04.2014 permalink

En el futuro

En el futuro las personas solo tendrán derecho a enviar un "tuit", un mensaje, y a subir una sola foto a Internet. En toda su vida. Dedicarán muchos años a meditar, con la ayuda de guías, sabios y consejeros, qué es lo que quieren decir en ese "tuit" y otros tantos años, con ayuda de especialistas, artistas y estetas, a elegir la fotografía que quieren que acompañe ese mensaje.

Tomadas las decisiones, elegido el mensaje y la imagen, se celebrará una ceremonia, en la que reunido con su familia, el sujeto procedera a enviar ese mensaje que ha elegido cuidadosamente para que sirva de referencia a las generaciones futuras que quieran saber sobre él, sobre que pensaba.

Será un tema serio este del tuit y la foto.

Publicado por Israel Greenshines el 06.04.2014 permalink

La Tele

Publicado por Israel Greenshines el 17.04.2014 permalink

Mis escritorios a lo largo de los años

Hace años que tomo fotos regularmente de mi escritorio, la primera que tengo es de los años 80, posiblemente 1984. Me gusta hacerlo como una forma de documentar como cambia la tecnología y yo mismo a lo largo de los años. No voy a ponerlas todas porque muchas no tienen la calidad o la nitidez suficiente como para que se vean bien aquí. He seleccionado mis favoritas o las que he creído que tienen más interés.

AÑO 2000

Esta primera foto es del año 2000. Justo en ese escritorio tuve una de las mejores ideas que he tenido en mi vida. Crear Greenshines. Apartír de ese momento Greenshines se convirtió para mi en un modo de vida y estoy seguro que no sería quien soy hoy, para bien o para mal, si una noche del año 2000 no se me hubiese ocurrido crear una web.

No soy capaz de enumerar todo lo que hay sobre esa mesa, muchas de las cosas ahora mismo no se ni lo que son. Guardo especial cariño por el Creative NOMAD, un reproductor de MP3 que hay bajo el monitor de la derecha. El PDA que hay bajo el mismo monitor era de HP y se llamaba Ipaq, curioso ¿eh?

AÑO 2005

Cinco años mas tarde me habia mudado a Sevilla y este era mi escritorio, un muestrario de la tecnología del momento. En las pantallas: Greenshines, Pinkshines y Blueshines. Tres de mis webs por aquel entonces. Greenshines era desde hacia 5 años una de las webs para adultos mas populares en Español y yo por lo visto no conocía límites a la hora de comprar todo tipo de porquerías. Creo que no he tenido tantos ordenadores sobre mi mesa en la vida.

AÑO 2007

Por aquella época ya me había mudado y vivía en Estados Unidos. Sin embargo la foto es del escritorio de mi casa en Sevilla donde volvía por temporadas cuando aun echaba de menos España. No se ve mucho en la foto pero es que tampoco había mucho más. Un macbook Pro, una impresora HP y unos altavoces Harman Kardon que eran muy populares por aquella época.

AÑO 2008

Acababa de salir, si no me confundo, el Imac de aluminio. Hice dos fotos una con el escritorio ordenado y otra como estaba normalmente. He puesto las dos porque me gustan ambas. Esta foto está tomada en Aventura (Miami). No es necesario que describa mucho lo que hay sobre la mesa porque como puedes ver desde el año 2008 a hoy en día las cosas no han cambiado demasiado y salvo pequeños cambios cosméticos nuestros ordenadores y teléfonos son los mismos y siguen teniendo el mismo aspecto.

AÑO 2010

En el 2010 mi escritorio era un completo desastre, me acababa de mudar a South Beach, no trabajé mucho sobre esa mesa y la usaba mas para soltarlo todo encima que para sentarme a trabajar, de ahí que no haya espacio ni para mover el ratón.

AÑO 2011

A principios de ese año decidí deshacerme de todas mis cosas. Tiré toda mi ropa y regale todo lo que no usara a diario. Mi escritorio quedo como lo ves ahí, me quedé con eso que ves y un Macbook Air que llevaba a todas partes. Creo que ha sido una de las mejores decisiones que he tomado. Desde entonces procuro no comprarme nada que no venga a reemplazar otra cosa que vaya a regalar/donar/tirar a la basura inmediatamente.

AÑO 2013

Hoy en día me he radicalizado bastante en la idea de no acumular nada que no necesite realmente. Probablemente toda mi ropa quepa en un par de maletas, mis ordenadores ahora mismo son únicamente los que puedes ver en la foto, en la casa en la que paso la mayor parte del año solo tengo los muebles que realmente necesito. Por ejemplo: no me gusta cocinar, como siempre fuera, así que hice desaparecer la cocina. Tire la pared. Puede parecer algo radical pero pienso que es mas radical tener una espacio enorme de mi casa dedicado exclusivamente a algo que no hago jamas, cocinar.

AÑO 2014

Este año me he mudado a Vancuver. Voy a pasar los 6 primeros meses en Vancouver y el resto del año en NY. He decidio por ahora instalar mi escritorio en la cocina. Estoy bastante cómodo aquí y dudo que me vaya a mover a otro lugar, la cocina es el mejor lugar para trabajar de cualquier casa. No son muy buenas fotos pero son las únicas que tengo por ahora del escritorio del 2014.

OTROS AÑOS

Es una lástima que las fotos de los años anteriores al 2000 no sean realmente buenas, durante los años noventa me hice con una cámara Sony Mavica, mi primera cámara digital. Todas las fotos que tengo de esa época están tomadas con esa cámara y las fotos son tan pequeñas que no merece la pena ponerlas aquí. Tengo fotos mas antiguas, incluso de los años 80, en las que se ve mi escritorio, como decía al principio del post, pero sale mas gente en esas fotos y no estoy seguro de que sea buena idea poner las fotos por aquí.

Voy a seguir haciendo fotos de mi escritorio, de hecho lo hago bastante a menudo. Puedes seguir viendo mis fotos de escritorios y otras cosas en mi cuenta de Instagram y Flickr o si eres mas de Facebook en mi cuenta personal de Facebook.

Publicado por Israel Greenshines el 16.01.2014 permalink